La Nueva norma arraigo laboral que facilita la regularización

Nueva Norma de Arraigo Laboral que facilita la Regularización

Con nuevas instrucciones de la Secretaría de Estado de Migraciones sobre el procedimiento de arraigo laboral se abre la vía a regularización de un gran número de inmigrantes

Después de conocer la primera sentencia del Tribunal Supremo el pasado 25 de marzo en el que se da una nueva interpretación al artículo 124 del Real Decreto 557/2011 de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (en adelante, “ROEx”) sobre arraigo laboral, estábamos a la espera de la publicación de unas instrucciones que establecerían criterios de aplicación y el procedimiento relativo a arraigo laboral que seguirán a partir de ahora las Oficinas de Extranjería.

Finalmente, el pasado 8 de junio la Secretaría de Estado de Migraciones dictó estas instrucciones aclarando cuales son los requisitos que se exigirán para acceder a una autorización de residencia por arraigo laboral.

En la sentencia 1184/2021 el Alto Tribunal especifica que el párrafo segundo del artículo 124.1 del ROEx no implica que la acreditación de la relación laboral y de su duración deba llevarse a cabo exclusivamente a través de los medios establecidos en él (resolución judicial o acta de infracción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social), sino que podrá demostrarse por cualquier medio de prueba válido en derecho.

Esta doctrina jurisprudencial ha sido ratificada en las posteriores sentencias 1802/2021 y 1806/2021.

Hasta ahora, solo inmigrantes en situación irregular que, después de dos años en el país, probaban que habían trabajado clandestinamente durante al menos seis meses se podrían beneficiar del arraigo laboral. La única manera de que el extranjero probase esa relación laboral era obteniendo una resolución judicial o un acta de infracción de la inspección de trabajo. Esta vía para la obtención de un permiso de residencia y trabajo por un año era muy limitada porque exigía una inspección previa o que el inmigrante denunciara a sus empleadores.

Lo que hasta ahora era una figura muy restrictiva para la regularización, después de la sentencia del Alto Tribunal ofrece la opción de obtener los papeles más fácilmente a los extranjeros que pueden demostrar que han mantenido relaciones laborales regulares.

La Secretaría de Estado de Migraciones hace una lectura restrictiva de la sentencia del Tribunal Supremo

Al contrario de lo que se esperaba en los círculos de inmigrantes, las mencionadas Instrucciones impedirán una “regularización masiva” y pretenderán evitar que el arraigo laboral se convierta en una fórmula recurrente de regularización, ni desvirtuar así el resto de las figuras que ya establecen previstas la ley y el reglamento de Extranjería para la obtención de permisos de residencia.

Requisitos que establecen las Instrucciones sobre arraigo laboral

A partir de ahora, para conceder una autorización de residencia por arraigo laboral, las Oficinas de Extranjería exigirán que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Carencia de antecedentes penales

De conformidad con el artículo 124.1 del ROEx será necesario carecer de antecedentes penales en España y en su país de origen o en el país o países en que haya residido durante los últimos cinco años.

  • Permanencia continuada en España.

Es necesario acreditar un periodo mínimo de permanencia continuada en España de dos años inmediatamente anteriores a la solicitud.

  • Existencia de relaciones laborales.

Es necesario demostrar la existencia de una o más relaciones laborales cuya duración no sea inferior a seis meses.

La relación laboral tendrá que haberse producido en los dos años inmediatamente anteriores a la presentación de la solicitud. Siempre que las relaciones laborales hayan acontecido en ese periodo y que el cómputo total de las mismas supere los 6 meses será irrelevante que no se hayan realizado de forma continuada.

Se entiende por relación laboral tanto aquellas que hayan sido irregulares como aquellas regulares que hayan podido concertarse al amparo de autorizaciones de residencia cuya vigencia haya expirado.

Las modalidades contractuales serán las previstas en el ordenamiento jurídico laboral como trabajo por cuenta ajena.

Quedan excluidas formas de trabajo como trabajador autónomo y las prácticas formativas no laborales por no tratarse de una relación laboral asalariada.

Será irrelevante que haya habido uno o varios empleadores. Ahora bien, cuando existan varios empleadores cuya actividad se desarrolle coetáneamente en el tiempo no computarán como actividades separadas que permitan la obtención del arraigo más de una vez.

No se entenderán cumplidos los requisitos del artículo 124.1 del ROEx cuando se acrediten relaciones laborales que no tengan la entidad suficiente como para entender que no se desvirtúa el sentido del precepto y se actúa en fraude de Ley.

  • El salario percibido por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena de cada una de las relaciones laborales que se acrediten, deberá ser una cuantía igual o superior al salario mínimo interprofesional o el que proporcionalmente corresponda cuando se trate de contratos a tiempo parcial.

La relación laboral o en su caso las relaciones laborales que acontecen de forma coetánea deberán representar una jornada semanal no inferior a treinta horas en el cómputo global.

La relación laboral deberá ser acreditada de forma efectiva si bien podrá serlo por cualquier medio de prueba válido en derecho.

Cuando el extranjero hubiera obrado de mala fe abusando de su derecho o en fraude de ley, con el único fin de obtener la autorización de arraigo laboral no procederá su concesión. 

¿Quién se beneficiará del arraigo social y como les afectarán estas instrucciones a solicitantes de asilo y protección internacional?

Aunque la Administración aplica una interpretación muy restrictiva de la Sentencia del Supremo, en la práctica, será posible la regularización sobre todo de miles de solicitantes de asilo que han visto su petición rechazada. Los solicitantes de asilo que pudieron trabajar legalmente después de seis meses desde la formalización de su solicitud de asilo, pero que perdieron su estatus en el momento en que se les deniega la solicitud de protección podrán beneficiarse de la figura de arraigo laboral. De esa manera, este colectivo que hasta ahora podría volver a regularizarse solo a través de la figura de arraigo social (después de tres años de permanencia continuada en España y aportando un contrato de trabajo) verán simplificados los trámites para lograr sus papeles.

Otros perfiles que también podrán beneficiarse son aquellos inmigrantes que en algún momento tuvieron una autorización de residencia, pero por alguna razón la perdieron (no pudieron renovarla porque no cumplían los requisitos, o es el caso de familiares de residentes de la UE, obtuvieron su residencia por vínculos familiares con europeos, pero la perdieron, por ejemplo, al divorciarse.

Si has permanecido en España más de dos años y puedes probar relaciones laborales de al menos seis meses, contáctanos. En Lexpats somos expertos en temas de extranjería y nuestros abogados te asesorarán y ayudarán para solicitar tu autorización de residencia por arraigo laboral.

error: Contenido Protegido
Ir arriba