Nacionalidad portuguesa por origen sefardí

Nacionalidad Portuguesa por Origen Sefardí

El pasado 1 de octubre de 2019 finalizo en España el plazo previsto por la ley 12/2015 para solicitar nacionalidad española para sefardíes. Sin embargo, tras desaparecer la opción de obtener el pasaporte español para personas que tienen ascendencia sefardí, sigue existiendo una vía para conseguir el pasaporte europeo. Se trata de la obtención de nacionalidad portuguesa.  

Nacionalidad portuguesa para sefardíes

El gobierno portugués aprobó en 2013 esta Ley, y le dió forma a través del D.L 30ª/2015.  

Las principales ventajas que ofrece la normativa portuguesa son las siguientes:

Para obtener la nacionalidad portuguesa por origen sefardí:

  • NO es necesario hablar portugués ni realizar examen de conocimientos culturales o lingüísticos.
  • NO se tiene que tener ascendencia portuguesa, pero si linaje sefardí.
  • NO es necesario firmar en Portugal, así que se evitan desplazamientos.
  • Esta ley NO tiene fecha de caducidad. 

Desventajas que tiene la ley portuguesa de nacionalidad por origen sefardí en comparación con la ley española

  • NO se concede la nacionalidad a los hijos menores de edad la nacionalidad
  • NO se hereda
  • NO se benefician los cónyuges de aquellas personas que consigan la nacionalidad.

Procedimiento para la nacionalidad portuguesa para sefardíes

El procedimiento se desarrolla en dos fases:

Primero se hacen trámites ante alguna de las Comunidades Hebreas de Portugal, (Lisboa u Oporto) competentes para evaluar la documentación y el origen familiar de los solicitantes y emitir una certificación oficial del origen sefardí.

A fin de poder solicitar y obtener su certificado de origen sefardí expedido por una de las dos comunidades judías sefardíes de Portugal, se necesita realizar el árbol genealógico.

La ley requiere completar el árbol genealógico según la línea ascendente que le conecta con un antepasado de origen judío sefardí y que además aportar los documentos probatorios en los que está basado el parentesco entre las distintas generaciones de ese árbol genealógico, lo que quiere decir que el interesado deberá aportar el árbol genealógico y un informe de genealogía o copia de las partidas de nacimiento, bautismo, matrimonio, defunción o referencias al pariente en fuentes secundarias como libros de genealogía u otros libros de investigación.

Con esta documentación se tramita el Certificado sefardí.

Una vez obtenido el Certificado, la nacionalidad portuguesa se solicita formalmente ante el Ministerio de Justicia de Portugal aportando la documentación adicional exigida por la ley. El tiempo de resolución es de entre 12 y 16 meses.

Como hemos mencionado, a día de hoy, la ley portuguesa no establece un plazo límite para la presentación de solicitudes de nacionalidad. Por lo tanto, la solicitud se puede en cualquier momento permitiendo que estos trámites se hagan a través de un despacho de abogados.

Si cree que tiene ascendencia sefardí y está interesado en realizar este procedimiento, contáctenos.

Nuestro despacho estudiará la viabilidad de su caso.

error: Contenido Protegido
Ir arriba